Wadi Mujib, Al Karak, Shobak, Little Petra y Petra By Night

La ruta de este cuarto día en Jordania fue una de las más espectaculares de todo el viaje. Visitamos la reserva natural del Wadi Mujib donde hicimos barranquismo, de camino a Petra nos paramos en los castillos de Al Karak y Shobak. Antes de llegar a Wadi Musa, la ciudad donde hay que alojarse cuando se visita Petra, nos paramos en Little Petra, está muy cerca y es una parada obligatoria y por último hicimos la visita nocturna de Petra By Night. El hotel donde nos alojamos en Wadi Musa fue el Rocky Mountain Hotel.

El día no podía empezar de mejor manera, desayunando en el Dead Sea Spa Hotel, un desayuno tipo buffet súper completo, con todo lo que os podáis imaginar y buenísimo.

Wadi Mujib

Después de este magnifico desayuno hicimos el check out y cogimos el coche para ir hasta la Mujib Biosphere Reserve. Esta reserva se encuentra 410 metros bajo el nivel del mar y es la reserva natural más baja de la tierra, sus escarpadas montañas bordean la costa del Mar Muerto y hay varios cañones que ofrecen unos recorridos impresionantes, el más famoso es el Wadi Mujib conocido con el nombre de Gran Cañon de Jordania y no es para menos, es espectacular.

Una de las actividades más divertidas que se pueden practicar aquí es el barranquismo o canyoning. Nosotros es la primera vez que probábamos la experiencia y nos encantó, es la forma perfecta de combinar muchas emociones con las increíbles vistas de las que se disfruta durante la actividad. Si como nosotros queréis disfrutar de esta actividad os debéis dirigir al Wadi Mujib Visitor Center.

El Wadi Mujib está abierto desde el 1 de Abril hasta el 31 de Octubre, aunque si el tiempo acompaña alargan este último mes hasta que el clima lo permite. El horario de apertura es de 8:00 hasta 15:00. Solo se permite la entrada a un máximo de 80 personas al mismo tiempo y hay que cumplir unos requisitos; ser mayor de edad (18 años), saber nadar y estar mínimamente en forma. El precio de la entrada es de 21 dinar (24,5€) por persona, se puede contratar un guía pero no es necesario ya que en los tramos más complicados hay personal que te ayuda.



Una vez equipados con casco y chaleco salvavidas empieza la aventura, la actividad dura entre 2 y 3 horas, nosotros nos parábamos continuamente alucinados por la belleza del entorno y tardamos menos de tres horas.

Es importante hacer la excursión con lo mínimo, GoPro o cámara acuática y poco más, si como nosotros también queréis llevar la otra cámara o algo que no queráis que se moje usad una bolsa seca impermeable aunque cuantas menos cosas llevéis mejor, ya que hay un par de tramos en los que molesta todo, otro imprescindible son las zapatillas acuáticas, las de Decathlon para caminar por las  rocas van perfectas, son las que llevábamos nosotros.

La excursión empieza bajando por una pasarela sobre un voladizo y acaba en una cascada y aunque son pocos los tramos complicados, los hay, el trayecto es muy, muy divertido y es una actividad que tenéis que hacer sí o sí cuando visitéis Jordania, no os arrepentiréis, aquí os dejamos unas cuantas fotos del recorrido.

Una vez de vuelta en el Wadi Mujib Visitor Center nos encontramos al dueño del Hotel donde nos alojamos en Madaba, el Queen Ayola Hotel, un tipo súper amable y gracioso, les estaba haciendo de guía a dos chicos y nos comentó que como nosotros, en cuanto ellos acabasen con la actividad irían hacia Al Karak y a parte de hablar de muchas cosas nos recomendó un restaurante muy cerca del castillo que sin duda fue uno de los más buenos del viaje y también muy económico.

Castillos de Al Karak y Shobak

Desde el Wadi Mujib hasta Al Karak tardamos en hacer el recorrido en coche unos 50 minutos. Una vez en Karak, para subir hasta el castillo hay que atravesar el caos de sus calles y en la cercanías del castillo conseguir lugar donde aparcar, aunque eso no es problema, hay muchos restaurantes que se dedican a guardar plazas de parking a cambio de comer en sus restaurantes, aunque eso no es obligatorio, nosotros compramos un par de botellas de agua y les dejamos propina y el niño que se encargaba de guardar el sitio se quedó bien contento.

Dominando la población de Karak se encuentra el legendario castillo de Al Karak, este famoso castillo fortificado se hizo famoso por las batallas entre los cruzados y los ejércitos de Saladino y es otro de los principales puntos de interés de Jordania.

La entrada al castillo está incluida en el Jordan Pass, su precio sin el pase es de 2 dinar (2,4€) y está abierto de 8:00 a 19:00 en los meses de verano y hasta las 16:00 en invierno. El castillo se encuentra en continua reconstrucción.

Tras la visita al castillo nos fuimos al Adel Halabi Restaurant el restaurante que nos había recomendado nuestro amigo del Queen Ayola Hotel, lo encontramos facilmente con sus indicaciones, estaba muy cerca de donde habíamos aparcado el coche.

La excelente comida nos costó 6 dinar (7€), en el restaurante no venden bebidas pero pegado a el hay una tienda en la que podéis comprar todo tipo de bebidas y tomarlas en el interior del restaurante.

De aquí nos fuimos hasta el castillo de Shobak, tardamos en hacer el recorrido casi dos horas, parándonos en una gasolinera a tomar un par de refrescos 2 dinar (2,3€). La verdad es que el castillo se encuentra en un emplazamiento espectacular, nos gustó más que Al Karak. Esta atracción está incluida en el Jordan Pass, sin el pase la entrada cuesta 1 dinar (1,2€) y el horario es de 8:00 a 15:00.

Desde el Castillo de Shobak hasta Little Petra, nuestra siguiente parada, hay una distancia de unos 30 km y se tarda en recorrer este trecho unos 30 minutos.

Little Petra

La entrada a Little Petra es gratuita, dispone de un amplio parking también gratuito. El horario es sencillo, está abierto desde la salida del sol hasta la puesta. A la entrada hay varios guías que se ofrecen para hacer el recorrido, no es obligatoria su contratación.

El Siq al-Barid o Little Petra es un cañón o como lo llaman allí un Siq que se encuentra a las afueras de Petra, se cree que era un centro comercial y puesto de suministros para las caravanas de camellos que viajaban hasta la famosa ciudad.

El cañón tiene una longitud de 400 metros, en el hay varios tramos bastante anchos y en estos tramos se encuentran un templo y varios de los que se cree que fueron comedores para los viajeros en el camino a Petra. Al final del Siq hay unos escalones que suben hasta lo alto del cañón, hay unas excelentes vistas y es un lugar perfecto para relajarse y disfrutar del momento.

Como ya estaba oscureciendo y estaban apunto de cerrar decidimos ir hasta el hotel donde nos alojamos en Wadi Musa, el Rocky Mountain Hotel, solo se nos ocurren adjetivos buenos para calificar este hotel, un 10 en todo, personal, habitaciones, comida, vistas…

El precio de la habitación es de 20 dinar (23€) por noche con desayuno incluido y té gratis hasta el sunset. Nos gustó muchísimo la decoración del hotel.

Aun teníamos tiempo antes de visitar Petra by Night así que descansamos un poco y cargamos todos los aparatos electrónicos.

Petra by Night

Desde el hotel hasta el parking del Visitor Center en coche se tardan entre 5 y 10 minutos según el trafico, para aparcar tampoco tuvimos muchos problemas, aparcamos justo al lado de la entrada con un poco de suerte.

La tarifa de entrada a Petra by Night es de 17 dinar (19,7€), los niños menores de 10 años no pagan y desgraciadamente esta entrada no está incluida en el Jordan Pass. La entrada se puede comprar en el mismo Visitor Center sin problemas, son ilimitadas y no se venden por adelantado, así que no hay que preocuparse por quedarse sin, es llegar y comprar.

Hay que tener muy en cuenta a la hora de organizar el viaje que Petra by Night solo está abierta los lunes, miércoles y jueves semanalmente, se abre a las 20:30 y hay que estar de vuelta en el Visitor Center a las 22.30.

Nuestra recomendación es visitar Petra by Night antes de visitarla de día, nosotros es como lo hicimos y nuestro primer contacto con el Tesoro tanto de día como de noche nos sorprendió muchísimo. El camino por el Siq o cañon hasta el Tesoro, la atracción principal de Petra, está iluminado con más de 1.500 velas.

La magia de ver parte del Tesoro a la luz de los farolillos es una maravilla difícil de comparar a cualquier cosa de las que hemos visto hasta ahora y es que esta experiencia es incomparable!!!

Una vez en el Tesoro la gente se sienta al rededor de los farolillos y comienza un concierto de música árabe que dura unos 20 minutos, durante el espectáculo ofrecen te gratis para todos, al finalizar el concierto encienden unos focos de colores que iluminan su fachada

Nos pareció mágico caminar bajo las estrellas atravesando el sendero al Siq a oscuras, guiándonos por la luz de las velas hasta llegar a la puerta del Tesoro, como ya os hemos dicho antes, os recomendamos hacerlo antes de la visita de día, para vivir el misterio que provoca no ver lo que nos rodea, si lo hubiéramos hecho después de la visita de día se hubiera perdido el asombro y encanto del momento.

Puede parecer que al visitar en el mismo día el Wadi Mujib, Al Karak, Shobak, Little Petra y Petra By Night, se puede hacer pesado pero para nada, nos paso el día volando y disfrutamos de lo lindo.

Día 5: Petra, la ciudad perdida


Si no te quieres perder ninguna publicación, también tenemos cuenta en INSTAGRAM y FACEBOOK ¡No dudes en seguirnos!

Y recuerda que solo hay una manera de viajar seguro, nosotros viajamos con IATI, no lo dudes y aprovéchate del 5% de descuento directo por ser nuestro lector.

Bannerlateral

3 comentarios en Wadi Mujib, Al Karak, Shobak, Little Petra y Petra By Night

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*