Escala en Pekín

En cuanto nos pusimos a buscar billetes de avión para viajar a Filipinas, vimos que con la compañía Air China había la posibilidad de hacer una escala en Pekín, esta era la oportunidad de cumplir uno de nuestros más grandes sueños viajeros, visitar la Gran Muralla China.

Lo primero que hicimos antes de comprar los billetes de avión fue informarnos de que tipo de visado es necesario para entrar en China y enseguida vimos que existe la posibilidad de visitar China sin necesidad de pagar visado si la escala es inferior a 72 horas, así que nuestro siguiente paso fue comprar los billetes de avión a Filipinas, los billetes Madrid-Pekín-Manila ida y vuelta con la aerolínea Air China nos costaron 533,16€, lo compramos a través de su web y no tuvimos ningún problema.

Una vez comprados los billetes nos dio por buscar información sobre Air China y las opiniones eran muy diversas, lo que más abundaba eran malas opiniones por lo que cogimos el avión un poco asustados aunque enseguida vimos que las criticas que habíamos leído no se ajustaban a la realidad, de hecho no tuvimos ni el más mínimo problema en los cuatro aviones que cogimos con esta compañía, ni retrasos, ni ningún otro tipo de problema, respecto al interior del avión tampoco nada malo a destacar, lo único negativo es que no tienen películas traducidas al castellano pero por lo demás todo perfecto, sus asientos son cómodos y con espació suficiente para estirar las piernas.

La comida es comparable a cualquier otra aerolínea y otra cosa muy importante, toda la bebida que quieras, solo tienes que llamar a la azafata y te traen la bebida que te apetezca. Así que con esto queremos zanjar las dudas que nosotros tuvimos al subirnos al avión, no dudaremos en volver a volar con Air China.

Preparativos antes de la escala en Pekín

Teníamos casi dos días completos para visitar la ciudad de Pekín, el avión de Madrid-Filipinas hacía escala en la ciudad desde las 5:00 hasta las 20:00 y el de Filipinas-Madrid de 12:00 hasta las 00:15.

Sabíamos que a la vuelta de Filipinas no tendríamos mucho tiempo para ver la ciudad por lo que decidimos que en nuestra primera escala en Pekín visitaríamos la Gran Muralla China. Tras mucho leer decidimos que por cercanía y lo más importante, porque hay muy poca gente, la sección de la Gran Muralla que íbamos a visitar era la de Mutianyu Great Wall.

Una vez decidida la zona a visitar de la Gran Muralla tocaba decidir como llegábamos a Mutianyu, teníamos claro que queríamos llegar a primera hora para estar completamente solos.

La opción mas rápida para ir desde el aeropuerto de Pekín a Mutianyu es en taxi, coger un taxi en el aeropuerto para todo el día es carísimo por lo que buscamos por internet coches con chofer y encontramos la web www.thebeijinger.com, en ella se anuncian infinidad de conductores por lo que les envié un email a más de 30 de ellos esperando respuesta, en el correo les pedía el precio por recogernos en el aeropuerto de Beijing, trasladarnos hasta Mutianyu, a la Ciudad Prohibida y llevarnos de vuelta al aeropuerto, todos respondieron rápidamente y nuestra elección fue fácil, elegir el más económico, el precio más bajo fue de 550 CNY (70€) en el precio están incluidos lo peajes, estacionamientos, gasolina y espera. Si os interesa contactar con ellos por correo os lo dejamos aquí lisa-easytour@hotmail.com.
BannerLargo
En China no funciona ni Facebook, ni Instagram, ni Goggle (correo, buscador, nada que tenga que ver con ellos), ni otras muchas mas paginas web que están bloqueadas o censuradas por su llamado gran cortafuegos.

Para poder entrar en estas paginas web o usar cualquiera de estas aplicaciones es necesario instalar una VPN (Virtual Private Network), lo que estas aplicaciones hacen es que nuestro teléfono simule que esta fuera de China conectandose a cualquiera de los muchos servidores que tienen estas aplicaciones VPN por lo que ya nos será posible sobrepasar el gran cortafuegos.

La aplicación VPN más usada es ExpressVPN, tiene un precio de 12,95$ mensuales y es nuestra recomendación, aunque nosotros no la llegamos a contratar porque solo íbamos a estar un par de horas y dos días diferentes así que tampoco era necesario.

Día 1

Llegamos a Pekín a las 4:30 de la mañana, una vez que te bajas del avión hay que ir al control de inmigración, es bastante sencillo, con seguir a todo el mundo o mirar las señales que te conducen a inmigración es suficiente, eso sí, para llegar hay que coger el tren interno del aeropuerto.

Una vez en inmigración hay que dirigirse al mostrador especial para la visa de 72h, este situado al lado izquierdo, en nuestro caso cuando llegamos esta primera vez  no había nadie en ese mostrador por lo que fuimos a cualquier otro de la zona de inmigración para turistas.

Nos pidieron los pasaportes, la tarjeta de entradas/salidas que habíamos rellenado en el avión y nos preguntaron si saldríamos del aeropuerto o si esperaríamos en el hasta el vuelo de la noche, les dijimos que queríamos salir y nos sellaron los pasaportes sin ningún problema.

El día anterior  a nuestra llegada a Pekín, Lisa (la chofer que habíamos contratado) nos envió un email diciéndonos que ella no podía venir pero que en su lugar vendría su marido Kevin, también nos dio el número de teléfono de Kevin para poder hablar con él por WhatsApp por si no nos veíamos en el punto de encuentro acordado con Lisa o teníamos algún otro tipo de problema.

En cuanto pasamos inmigración nos conectamos a la linea de Wifi gratuita del aeropuerto de Pekín y le enviamos un mensaje a Kevin diciéndole que ya habíamos llegado y que seguíamos con el plan establecido con Lisa, a las 6:00 delante del Starbucks de llegadas.

Lo siguiente que hicimos fue cambiar dinero, cambiamos 200€ a Yuanes que es lo que calculamos que nos gastaríamos en total en ese día.

Tras cambiar el dinero nos fuimos a los baños que hay justo delante del Starbucks, nos cambiamos de ropa y a las 6:00 en punto llego Kevin, nos presentamos, hablamos un poco y nos fuimos a buscar el coche al parking.

Dejamos las mochilas en el maletero del coche y nos pusimos dirección Mutianyu, la Gran Muralla nos esperaba. 

Tardamos una hora en llegar hasta Muntianyu, podríamos haber llegado más rápido pero fuimos por el camino largo, no cogimos la autopista, Kevin nos dijo que como hasta las 7:00 no abren la gran muralla no hacia falta ir rápido.

En cuanto llegamos al parking Kevin se bajo del coche y nos acompaño al mostrador donde se compran las entradas, aparte de la entrada de la muralla, hay diferentes maneras de subir y bajar de ella, se puede elegir entre subir andando (una matada), en teleférico o en telesilla, nosotros ya desde casa teníamos clara nuestra elección, subir en telesilla y bajar en el súper mega tobogán que sin duda es nuestra recomendación.

Para llegar a la zona donde se cogen teleférico o telesilla, a la falda de la Gran Muralla, hay que llegar con el Shuttle bus, cuando compréis la entrada de Mutianyu también hay que comprar el traslado de ida y vuelta con el autobús. La verdad es que son muchos tickets, bus ida y vuelta, entrada a la Gran Muralla, telesilla, tobogán y museo.

La parada donde te deja el Shuttle Bus está muy cerca de de la entrada del telesilla, en cambio para llegar hasta la entrada del teleférico hay que caminar un poco más a través de una cuesta con mucha pendiente.

Llegamos a la zona del telesilla, primero te piden la entrada de la Gran Muralla y unos metros más adelante la del telesilla, dimos nuestros tickets y nos subimos, estábamos completamente solos, ni colas ni nada.

Nos empezamos a notar nerviosos, la emoción nos desbordaba, por fin íbamos a cumplir uno de esos sueños que teníamos desde pequeños, esos sueños que crees que nunca se llegan a cumplir, caminar por la mismísima Muralla China!!!

Y allí estábamos nosotros, casi completamente solos, había otra pareja que caminaba hacía la derecha de la muralla así que decidimos ir a la izquierda para estar completamente solos.

Si disfrutar de la muralla ya es espectacular por su grandeza y su historia, imaginar por un momento estar allí arriba completamente solos, hizo de esta visita un momento súper romántico que perdurara en nuestros recuerdos para el resto de nuestras vidas.

Fuimos caminando de arriba abajo y de un lado a otro durante varias horas, las pendientes son pronunciadas lo que hizo que en un par de horas estuviésemos muy cansados. Nos paramos en uno de los bares que hay a los lados de la muralla para tomar algo y así poder descansar antes de bajar por el tobogán.

Una vez recuperados nos fuimos a la entrada del tobogán, le teníamos unas ganas tremendas y no nos decepcionó.

Ahora mismo lo recordamos y tenemos una gran sonrisa en la cara, fue alucinante, éramos dos locos gritando y riendo todo el camino, en cuanto llegamos abajo habríamos subido de nuevo a la muralla solo para tirarnos otra vez. Una experiencia top que no os la podéis perder si visitáis Pekín.

Antes de coger el Shuttle Bus hasta la entrada de Mutianyu decidimos comer ya que los dos estábamos hambrientos y allí había un Subway que es uno de esos restaurantes de comida rápida que nos encanta pero solo vamos cuando estamos de viaje. La comida y la bebida nos costó 68 CNY (9€).

Cogimos el Bus de nuevo y llegamos al bar donde habíamos quedado con Kevin a la hora acordada las 13:00. Solo no quedaba visitar el museo antes de salir dirección a la Ciudad Prohibida.

El museo en si, para nosotros no vale la pena, así que es una parada que os podéis ahorrar, el museo refleja la historia y la situación actual de la muralla, nos pareció un poco pobre aunque también es que estábamos muy cansados y solo pensábamos en llegar al coche.

Hay varios motivos por los que ir a Mutianyu es la mejor opción para visitar la Gran Muralla, los explicamos todos en el post de la Gran Muralla China, Mutianyu.

Desde Mutianyu a la Ciudad Prohibida hay una hora de camino, nosotros nos la pasamos durmiendo en el coche por lo que nos paso volando. Concertamos con Kevin un lugar para vernos cuando acabásemos la visita, para ello usamos el Gps, en nuestro caso la aplicación MAPS.ME que es la que siempre usamos en nuestros viajes. El lugar donde quedamos fue un parking cercano a la zona norte de la Ciudad Prohibida.

Nos bajamos del coche unos metros antes de llegar a la plaza y nos pusimos camino de la entrada, estaba llenísimo de gente por todo enseguida nos dimos cuenta que no podríamos ver un par de lugares que teníamos guardados cerca de la Ciudad Prohibida debido al cansancio que llevábamos acumulado. Nos costaba muchísimo caminar así que nos tomamos la visita con calma.

La entrada a la Ciudad Prohibida tiene un precio de 60 CNY (8€) por persona.

Actualmente la Ciudad Prohibida es una atracción turística pero durante casi 500 años este complejo fue la residencia de los emperadores de China, también era el centro político y ceremonial del gobierno Chino.

La visita es un imprescindible de Pekín, así que preparaos para caminar mucho porque el complejo es grandísimo y esta lleno de rincones encantadores. El centro del complejo lo forman tres edificios, el Palacio de la Pureza, el Palacio de la Tranquilidad y el Palacio de la Union. Los pasamos uno detrás de otro y la verdad es que son muy parecidos aunque en sus alrededores podremos ver sitios súper chulos como son los jardines imperiales o el Muro de los Nueve Dragones.

Después de esta interesante visita y sin un mínimo de fuerzas nos fuimos al parking en el que nos esperaba Kevin desde donde nos fuimos al Aeropuerto, tardamos en llegar menos de 30 minutos.

El simpático de Kevin nos dejo en el Parking, insistió en acompañarnos a la entrada pero le dijimos que no hacia falta.

Es importante llegar al aeropuerto con más de dos horas de antelación porque se forman unas colas brutales en inmigración, recordar también rellenar de nuevo la tarjeta de entradas/salidas porque aquí te la vuelven a pedir. Si os sobra tiempo siempre podéis dar una vuelta por el interior del aeropuerto, tiene unos jardines tradicionales geniales.

Y si estáis tan cansados como nosotros, podéis descansar en alguno de sus comodísimos asientos.

Y hasta aquí llego nuestro primer día en Pekín, siguiente parada, Filipinas.

Día 2

Llegamos a Pekín procedentes de Manila pasadas las 12 del medio día, nos dirigimos de nuevo a inmigración, está vez si que pasamos por el mostrador especial de visa 72h, no teníamos a nadie delante por lo que fue muy rápido, no nos pusieron ningún problema ni nos pidieron nada, un par de miraditas al pasaporte y otras a la cara y adelante, circulen!!! 😉

Lo primero que hicimos fue buscar las consignas para dejar las mochilas, no nos costo mucho encontrarlas, están en la zona norte de la T3, dejar las dos mochilas nos costó 60 CNY (7,6€), pagamos con los yuanes que nos habían sobrado de nuestra primera parada en Pekín pero como ya no nos quedaba mucho fuimos a cambiar todos lo billetes que llevábamos de Filipinas y de Hong Kong.

Antes de dirigirnos al tren Airport Express nos compramos algo para beber y comer en un súper del aeropuerto que nos costó 25 CNY (3,2€).

En este mapa de llegadas de la T3 de Pekín podéis ver los sitios que os hemos mencionado en este post dentro de un recuadro rojo.

En esta ocasión para llegar al centro de la ciudad escogimos el Tren Airport Express, que sin duda por precio y por rapidez es la mejor opción. Tiene un precio de 25 CNY (3,2€) y te deja en la parada de Dhongzhimen aunque también hay una parada intermedia donde se para el tren, Sanyuankiao.

Había dos visitas que teníamos claras que queríamos hacer este día, el Summer Palace y el Lama Temple. Así que una vez en Dhongzhimen nos fuimos a la zona del metro y nos compramos dos tickets hasta Beigongmen que es donde se encuentra la entrada norte del Summer Palace. El metro hasta allí tiene un precio de 5 CNY (0,7€).

La entrada al Palacio cuesta 30 CNY (3,8€) a la que hay que añadir 10 CNY (1,4€) para pasar a la zona sur del palacio, donde se encuentra el lago Kunming.

El Palacio en su día fue construido para el disfrute exclusivo del emperador y su familia, hoy en día es un parque enorme en el que se puede pasar el día entero caminando, si visitáis Pekín esta también es una visita obligada.

Nos estaba haciendo un día muy malo y nos daba mucha rabia, no llovía fuerte pero tampoco paraba de llover. Pedimos permiso a uno de los muchos guardas que hay para volar el Dron y nos dijo que no había problema, estuvimos apunto de volarlo pero con la llovizna continua que hacía era imposible así que no lo pudimos volar, una pena.

Una vez abajo, en la salida del lago Kunming, la lluvia se hizo más intensa , la cosa pintaba mal, nos fuimos hasta la estación de metro de Beigongmen y desde allí fuimos hasta la estación de Yonghegong Lama Temple, el precio de los billetes hasta allí fue de 10 CNY (1,3€)

Salimos de la estación de metro y llovía mucho, así que nos refugiamos en un KFC que hay muy cerca de la entrada, decidimos pedir un par de menús que nos costaron 80 CNY (10€), estuvimos esperando a ver si la lluvia cesaba pero no hubo suerte y nos quedamos con las ganas de ver uno de los lugares que más nos recomendaron de Pekín, el Lama Temple.

Nos dio mucha rabia pero al mal tiempo buena cara. Teníamos un par de visitas planeadas antes de ir hacia el aeropuerto pero como estaba claro que la tormenta no iba a cesar, no nos quedo otra que ir allí a esperar la salida del avión con destino Madrid.

Cuando llegamos a la T3 del Aeropuerto, volvimos con el Airport Express desde la estación de Dhongzhimen (25CNY por persona), nos encontramos que la tormenta era más fuerte de lo normal ya que en las pantallas de salidas y llegadas salían muchísimos vuelos como cancelados, nos entro un poco de canguelo pero enseguida vimos que más que nada eran vuelos nacionales y nos tranquilizamos un poco.

Nuestro vuelo salió a su hora, las 00:15, aunque como aún llovía mucho las turbulencias durante la primera hora de vuelo nos asustaron un poco. 🙁

Y hasta aquí llegaron nuestros dos días de escala por Pekín, os dejamos aquí abajo una lista y un mapa con los sitios que visitamos y los que nos habría gustado visitar si el primer día no nos hubiésemos cansado tanto y si el segundo día nos hubiese respetado un poquito más el tiempo.

  1. La Gran Muralla China, Mutianyu
  2. Ciudad Prohibida
  3. Gran Teatro Nacional
  4. Summer Palace
  5. Lama Temple
  6. Templo del Cielo
  7. CCTV Headquarters

¿Cuanto nos costó nuestra visita a Pekín en estas dos escalas?

Transporte:

Conductor primer día= 70€/2= 35€
Metro= 10€/2= 5€
Airport Express= 13€/2= 6,5€
TOTAL=  46,5€ x persona

Comida y bebida:

Super= 15€/2= 7,5€
Restaurantes= 24€/2= 12€
TOTAL= 19,5€ x persona

Entradas:

Mutianyu= 46€/2= 23€
Ciudad Prohibida= 16€/2= 8€
Summer Palace= 12€/2= 6€
TOTAL: 37€ x persona

Otros:

Consigna para las mochilas= 8€/2= 4€
Propinas= 4€/2= 2€
Souvenirs= 12€/2= 6€
TOTAL: 12€ x persona

Nuestras dos escalas en Pekín nos costaron 115€ por persona.

Si no te quieres perder ninguna publicación, también tenemos cuenta en INSTAGRAM y FACEBOOK ¡No dudes en seguirnos!

Y recuerda que solo hay una manera de viajar seguro, nosotros viajamos con IATI, no lo dudes y aprovéchate del 5% de descuento directo por ser nuestro lector.

Bannerlateral

2 comentarios en Escala en Pekín

  1. Qué recuerdos leyendo vuestro post, chicos! Ufff, a la vuelta de nuestro viaje de abril yo tenía vuelo con AirChina Hong Kong – Pekín – Madrid y me la liaron parda!!! Creo que haré un post sobre ello… Jaja Pero vamos, el vuelo se retrasó 4 horas (2 h ya embarcados en el avión). Cuando llegué a Pekín había perdido mi vuelo a Madrid y me metieron en uno que iba a Munich y ahí tuve que hacer otra escala de 4 horas… Cuando llegué a Madrid, no me lo creía!!!!

    Aiiix, recuerdo ese día en Pekín!! Cómo llovía!! Qué pena que al final no pudiésemos vernos!!

    Un besito, pareja!

  2. Este post es justo lo que quería leer! Vuelo también con Air China y tanto para la ida como para la vuelta hay una escala de unas 15 horas en Pekín, y yo tengo claro que la gran muralla china la quiero ver sí o sí.
    Tenía las dudas de cómo podría llegar hasta allí y más yendo sola, pero la idea de coger un coche ni se me había pasado por la cabeza y me parece que será la opción elegida.
    Muchas gracias, un post super útil

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*